Rss Feed
  1. Cartas sobre la mesa.

    martes, 19 de junio de 2012

    El piloto con más victorias, el que más se ha subido a un podio, el que posee más vueltas rápidas que ningún otro piloto, la mayor cantidad de puntos acumulados hasta la fecha, el mayor numero de poles... y un largo etcétera que se resume en nueve mundiales a hombros del mejor piloto de la historia, Valentino Rossi.


    Desgraciadamente, la escuderia italiana que fichó al gran Rossi hace ya dos años sufre horas bajas. Millones de ilusiones se depositaron sobre ella, el sueño de conseguir el décimo mundial de la mano de una escudería nacional ilusionaba a Valentino y a todos los Rossistas ansiosos de títulos, desaparecidos desde aquel noveno de manos de Yamaha en el año 2009. Ducati no da con la clave para el desarrollo de la Desmosedici perfecta. Es por ello que el avandono de esta fábrica por parte de un piloto con sangre de campeón sea inminente.


    Las opciones para un grande como Valentino son amplias y variadas. Hay que tener en cuenta, que la fábrica que opte por este piloto, a parte de llevarse consigo al mejor piloto de la historia del motociclismo, consigue una gran lista de patrocinadores, tan útiles en esta delicada situación económica que atraviesa el mundo del motor.
    Analicemos pues las opciones existentes:


    ·Yamaha;

    El sueño de cualquier Rossista es volver a ver a Valentino ganar con aquella M1 que tantas alegrías nos dio. La reciente noticia de la renovación de Jorge Lorenzo aclara el futuro dicha fábrica. Por tanto, la vuelta de Rossi sería un retorno a los orígenes, a aquel team Rossi-Lorenzo que tanto dio que hablar en su momento. Es sabido por todos que la relación entre ambos pilotos no es la mejor posible, es por ello que la vuelta a este sistema resucitaría aquellas rivalidades de antaño. 


    Esto solo sería posible con la partida de Ben Spies del equipo Japones, la cual cada día se hace más inminente dado los malos resultados conseguidos por el estadounidense.


    Para mí, sería más que un sueño volver a ver a Valentino junto "su chica". Esa M1 que en pocos años y de la mano de Rossi paso de ser una moto mediocre a una campeona del mundo. Esta máquina se llevo el esfuerzo de un luchador nato: nadie daba nada por ella y consiguió la gloria eterna. Ojalá fuera posible dicho reecuentro. 


    ·Honda;

    La repentina retirada de Casey Stoner deja a la vigente campeona del mundial sin uno de sus pilares básicos. Por ello el puesto ocupado por el australiano queda vacante, aunque por lo visto la fábrica japonesa no a escatimado en detalles. HRC no ha tardado en buscar sucesor para dicha plaza libre. La noticia de la abolición de la ley antirookie, que vetaba la adquisición de un piloto recién ascendido a la categoría de moto gp de una moto oficial, confirma casi indiscutiblemente que Marc Márquez tomará las riendas de dicho puesto en las filas del equipo japones. 


    Nakamoto, vicepresidente de HRC, anuncia que Honda no quiere dos pilotos españoles, por lo que todo apunta que Dani Pedrosa podría abandonar dicha fábrica para la temporada que viene. ¿Vía libre para el fichaje de Rossi? 


    Las relaciones entre la marca y el italiano tras su partida de la misma nunca fueron buenas, y muy pocos apostaría su retorno, incluso el propio Shuhei indicó que solo había cabida para Valentino en un equipo satélite pero desde las últimas noticias de renovación por parte de Lorenzo (piloto que buscaba Honda a toda costa) y la ruptura por parte de DORNA de la ley antirookie, el fichaje del nueve veces campeón del mundo no suena tan descabellado. 


    La revista motociclismo, la misma que anunció meses antes de su oficialidad la retirada de Stoner, publica que existen negociaciones entre HRC y el entorno de Rossi. Parece que los cantos de sirena de Livio Suppo comienzan a hacer efecto. A día de hoy, parece la opción más cercana.


    ·Ducati;



    Aunque resulte obvio, no se debe descartar la opción de seguir con la escudería italiana. Para mí es practicamente imposible por mucho que Valentino asegure que su prioridad pasa por quedarse dos años más den Ducati. La relación mecánico-piloto es algo imprencindible para el desarrollo de un equipo y obviamente eso es algo que, a día de hoy, brilla por su ausencia. Pero en el mundo del motor todo es posible e incluso el más optimista apostaría por una vuelta de tuerca en la Desmosedici con las variaciones esperadas a partir del GP de Laguna Seca, aunque los propios ingenieros advirtieron de que no será "una moto milagrosa". 


    Para mí, y creo que muchos coincidís con mi opinión, la opción de permanecer en dicha fábrica debe ser más que descartada y para ello, poseemos dos años en blanco que nos abalan. 



    Satélites: 


    Es obligatorio mencionar la opción de fichaje por parte de los llamados equipos satélites. Esto equipos afiliados a las grandes fábricas, Yamaha y Honda, a día de hoy cuentan con resultados bastantes positivos dentro de la clasificación general. Aunque, realistamente, las motos con mayor rendimiento son las oficiales, las cuales se encuentran liderando la tabla.  

    Podemos comprobar como los pilotos que portan una Yamaha monster (Andrea Dovicioso y Cal Crutchlow ) se encuentra en 4º y 5º posición respectivamente, al igual que el equipo honda san carlo Gresini, con Álvaro Bautista en séptima posición. Por suerte, o por desgracia, las primeras posiciones son ocupadas por Yamaha y Honda oficiales.

    En mi opinión, que Valentino Rossi corra con una moto oficial es como que astros del balón de la talla de Cristiano Ronaldo o Messi jugaran cada domingo de suplentes. Sí, estamos de acuerdo que desgraciadamente no nos encontramos en la posición adecuada para exigir y que cualquier opción es buena antes de seguir a cero con Ducati pero, sinceramente, a mi no gustaría ver correr al campeón italiano por excelencia con una moto satélite. Y no soy la única que piensa así, algunos especulan que los propios promotores no permitiría que un grande como Valentino pilotara una moto satélite (sin desprestigiar en absoluto a aquellos que lo hacen). 

    Aunque, en el plano sentimental: ¿A quién no le gustaría ver a Valentino Rossi pilotar la moto de nuestro Marco Simoncelli? Ahí lo dejo.


    Y hasta aquí pues el resumen de las posibilidades que, a día de hoy, posee Valentino Rossi de cara a su futuro. El objetivo de este post es, como se suele decir, poner las cartas sobre la mesa. Simplemente pretendo esclarecer este terreno movedizo. Lo importante es que absolutamente todo esto son suposiciones. Ni Valentino, ni Ducati ni siquiera los mismos interesados se han manifestado sobre el tema, solo quiero abrir los ojos para que cada uno de vosotros se forme su propia opinión.  

    El futuro es totalmente incierto y a cada minuto que pasa, cambia. El final de toda esta novela se espera para el GP de la República Checa, aunque esto completamente segura que en cuestión de días todo esto que os he contado quedará obsoleto, porque como os he dicho, los rumores se los lleva el viento.

    ¿Y vosotros que pensáis? ¿Yamaha, Honda, Satélites o la permanencia en Ducati?


    |